Ayuda Psicologica

Psicopatología - Ayuda Psicologica

Trastorno dismórfico corporal

E-mail Imprimir

Trastorno dismorfico corporalTambién conocido como dismorfofobia, se caracteriza por una preocupación excesiva por algún defecto en el aspecto físico que puede ser real o imaginario y que causa un malestar significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo .

El trastorno dismórfico corporal, se diagnostica aproximadamente con la misma frecuencia en varones y mujeres. Se inicia generalmente en la adolescencia, pero puede pasar desapercibido durante muchos años. Su inicio puede ser repentino o gradual.

Los síntomas más usuales se refieren a defectos imaginarios o de poca importancia en la cara o la cabeza, como son delgadez del cabello, acné, arrugas, cicatrices, manchas vasculares, palidez o enrojecimiento del cutis, hinchazones, asimetría o desproporción facial y vello excesivo en la cara. Estos individuos pueden preocuparse también por la forma, el tamaño u otros aspectos de su nariz, ojos, párpados, cejas, orejas, boca, labios, dientes, mandíbula, barbilla, mejillas y cabeza. Sin embargo, cualquier otra parte del cuerpo puede ser igualmente motivo de preocupación, pej.genitales, pechos, nalgas, abdomen, brazos, manos, piernas, caderas, hombros, columna vertebral, amplias zonas del cuerpo e incluso todo el cuerpo. La preocupación puede centrarse en varias partes del cuerpo al mismo tiempo. Las quejas son normalmente específicas pero a veces llegan a ser considerablemente vagas. Estos individuos pueden consumir gran cantidad de horas al día comprobando su «defecto» ante el espejo o ante cualquier superficie reflectante.

Puede existir un comportamiento de limpieza y aseo excesivo. Los comportamientos de comprobación y de aseo se ejecutan para disminuir la ansiedad producida por el defecto, pero a menudo provocan el resultado contrario. Estas personas solicitan con frecuencia informaciones tranquilizadoras sobre su defecto, pero, cuando las consiguen, el alivio es sólo temporal. Comparan continuamente las partes de su cuerpo que no les gustan con las de otros individuos. También son habituales las ideas de referencia relacionadas con el defecto imaginario.

Las personas que padecen este trastorno creen a menudo que la gente se da cuenta de su supuesto defecto, habla de él y se burla. Algunos llegan a «esconder» el defecto dejándose crecer la barba para tapar cicatrices imaginarias, usando sombrero para cubrir una pérdida de pelo imaginaria o rellenando los calzoncillos para aumentar el tamaño de un pene «pequeño». La evitación de las actividades habituales puede conducir a un aislamiento social extremo. En algunos casos los individuos salen de su casa sólo por las noches. o llegan a no salir de casa. Las personas con este trastorno pueden abandonar la escuela, evitar entrevistas profesionales, mantenerse en trabajos por debajo de su nivel e incluso dejar de trabajar. Asimismo, pueden tener pocas amistades, evitar las citas u otras situaciones sociales, tener problemas matrimoniales o divorciarse debido a sus síntomas.

El malestar o el deterioro asociados al trastorno puede conducir a hospitalizaciones repetidas, a ideación suicida, a intentos de suicidio y a suicidios consumados. Los sujetos buscan y reciben tratamientos médicos generales, odontológicos y quirúrgicos con el fin de corregir sus defectos. Estos tratamientos pueden empeorar el trastorno, ocasionando la aparición de nuevas y más intensas preocupaciones, que a su vez llevan a nuevos procedimientos terapéuticos sin éxito, con lo que estas personas pueden llegar a tener narices, oídos, pechos y caderas «sintéticos», que siguen sin ser de su agrado.

El trastorno dismórfico corporal puede asociarse al trastorno depresivo mayor, al trastorno delirante, a la fobia social y al trastorno obsesivo-compulsivo. A diferencia de las preocupaciones normales sobre el aspecto físico, en el trastorno dismórfico éstas hacen perder una cantidad de tiempo excesiva y están asociadas a malestar significativo o a deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo. Es necesario diferenciar de aquellos casos en los que la preocupación se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental, como puede ser el caso de la anorexia nerviosa,el trastorno de la identidad sexual, o a pensamientos congruentes con el estado de ánimo sobre la apariencia física, presentes exclusivamente en un episodio depresivo mayor. Es necesario direferenciar de preocupación por el aspecto físico realies que puedan a parecer en individuos con trastorno de la personalidad por evitación ocon fobia social, pde preocupaciones obsesivas por el aspecto físico muchas veces acompañadas de compulsión como pueden aparecer en el trastorno obsesivo-compulsivo. En el caso de que de que la preocupación adquiera carácter delirante no es infrecuente el diagnóstico adicional de trastorno delirante, tipo somático. La CIE-10 no contiene una categoría aislada para describir el trastorno dismórfico corporal.

 

 

Referencia: Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales.DSM-IV.Masson S.A. ©1.995

 

Comentarios   

 
+3 #2 Guest 28-06-2011 14:07
ME GUSTO MUCHO EL ARTICULO
Citar
 
 
+8 #1 Guest 09-11-2010 22:10
Hola,podrian publicar algun test para el diagnostico de este transtorno?, Gracias espero su respuesta (:
Citar
 
VD. ESTA EN: Inicio Trastorno dismórfico corporal

Test de inteligencia

Test laborales

Test de orientación